21 y 22 de octubre de 2005

Fue la vigesimoprimera tormenta tropical (empatando el récord de 1933) y el décimosegundo huracán (empatando el récord de 1969) de la temporadad de huracanes del Atlántico de 2005. Debido a esto el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos se vió obligado, por primera vez, a utilizar el alfabeto griego para denominar la próxima tormenta del Atlántico.

A su vez fue el tercer huracán de categoría 5 en la temporada, batiendo el récord que estaba en la temporada del Atlántico en 1960 y 1961. Es el huracán más intenso del que jamás se haya informado en el Atlántico y el décimo más intenso del mundo, los otros 9 eran tifones.

El huracán Wilma registro una presión de 882 milibares siendo este registro el más bajo registrado en el hemisferio occidental; años atrás el huracán Gilberto registro 888 milibares y también se le conoció como el huracán más intenso conocido hasta el momento.

La segunda semana de Octubre de 2005, una gran y compleja zona de bajas presiones se desarrolló sobre el Atlántico oeste y el este del Caribe con varias zonas de tormenta eléctrica. Este área de clima perturbado, al suroeste de Jamaica, se fue organizando lentamente hasta convertirse en una depresión tropical al cabo de 24 horas, el 15 de octubre.

Posteriormente, se convirtió en una fuerte tormenta tropical a las 5 a.m. el 17 de octubre, siendo este el primer huracán de la historia en recibir un nombre cuya letra inicial fuese "W" desde la denominación alfabética que comenzó en 1950, y empatando el récord de más tormentas en una temporada que hasta ahora tenía la de 1933. El mecanismo de la tormenta fue debido a que al moverse lentamente por las aguas cálidas fue reforzandose contínuamente hasta que se convirtió en un huracán el 18 de octubre. Este hecho le hizo el 12º huracán de la temporada, empatando el récord establecido en la temporada de 1969.

Características del Huracán Wilma

Categoría
Máxima: Cinco (5)
Presión más baja
882 milibares
Duración
oct 15 - 25, 2005
Vientos de hasta
350 km/h
Víctimas mortales
26 directas, 11 indirectas
Zonas Afectadas
Caribe occidental, Quintana Roo (México), Florida (EEUU), América Central, Cuba, Bahamas, vientos que afectaron la costa este de EE.UU.

 

El paso de Wilma por Yucatán

La noche del 20 de octubre la península de Yucatán se declaró en estado de emergencia ante la cercanía del Huracán Wilma, que en las últimas 12 horas pasó de la escala 2 a la 5 en la casa Saffir-Simpson.

Esa misma noche el estado de Quintana Roo decretó la alerta roja ante la aproximación del Huracán Wilma, convertido en el huracán más peligroso en la historia del Atlántico, mientras que el Sistema Estatal de Protección Civil ordenó la evacuación total de Isla Mujeres.
Para ese entonces el Huracán Wilma se encontraba a 460 kilometros al Este-sureste de Cozumel con un desplazamiento Oeste-noroeste y con vientos sostenidos de 260 kilómetros por hora con rachas de 315 kilómetros por hora.

La alerta roja, de máximo peligro, fue decretada por el secretario de Gobierno de Quintan Roo, Eduardo Espinosa Abuxapqui, en sustitución del gobernador Félix González, quien aún no había llegado al Estado, luego de su viaje por España, donde acudió a un encuentro entre gobernadores de México y Presidentes de provincia autónomas españolas.

Por lo pronto, la Secretaría de Gobernación emitió una Declaratoria de Emergencia para los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Isla Mujeres, Cozumel y Lázaro Cárdenas, en Quintana Roo, con lo que se activaron los recursos del Fondo Revolvente del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) para dar atención inmediata a la población damnificada.

Mientras tanto en Chetumal se ordenó el refugio y el traslado a sus lugares de origen a 62 mil turistas que se encontraban en Cancún y la Riviera Maya. Asimismo, se suspendieron las clases en la zona de posible afectación del Estado.
Por su parte, la alcaldesa de Isla Mujeres, Manuela Godoy informó que el Sistema Estatal de Protección Civil ordenó la evacuación total de la localidad.


"Ante estas situaciones climatológicas la gente no sale. Nunca han salido el 100 por ciento, aunque tengamos huracanes de una gran magnitud", afirmó la funcionaria.

     
 

Numeralia


1,154 refugios en Quintana Roo.
Cinco hoteles desalojados en Cancún.
12 municipios en peligro en Yucatán
1,088 albergues con capacidad para 75 mil personas en Yucatán.
Más de 250 mil personas podrían resultar afectadas en territorio yucateco.
15 mil pescadores, tres mil barcos de rivera y 500 de altura paralizados en Yucatán.
13 puertos cerrados en Yucatán.
Suspensión de clases en 18 municipios yucatecos lo que afectó a 75 mil estudiantes.
645 albergues en Campeche.
85 mil refugiados.

En Haití, la directora de la agencia de protección civil, Maria Alta Jean-Baptiste, dijo que lluvias asociadas con el huracán Wilma causó inundaciones y deslaves en los que murieron al menos 11 personas desde el lunes. Unas 2 mil familias debieron ser desalojadas de sus viviendas inundadas.

 
     

 

El Huracán Wilma se convirtió en el más potente en tan sólo 12 horas  

Que el huracán Wilma se haya convertido en el más potente jamás registrado en el Atlántico es un récord por sí mismo, lo sorprendente es que lo haya hecho en menos de 12 horas y éste es el mayor dolor de cabeza de los científicos, que aún no pueden determinar con precisión cómo un huracán se intensifica.

Esta es quizás la última frontera de la meteorología de huracanes, y la peor pesadilla de los servicios de emergencia.

Como reitera cada vez que puede el director del Centro Nacional de Huracanes en Miami, Max Mayfield: "Mi peor temor es irme a la cama preparándome para un huracán categoría 1 ó 2 y levantarme para ver un huracán categoría 4 ó 5".

Precisamente eso ocurrió con Wilma entre martes y miércoles. Cuando muchos se fueron a la cama el martes por la noche, Wilma era un huracán categoría 2 en la escala Saffir-Simpson (máximo 5) con vientos de 175 km/h.

Seis horas más tarde era un monstruo de máxima categoría con vientos de 280km/h y su presión, indicio de su intensidad, había bajado de 945 milibares a 882, rompiendo el récord vigente desde 1988, cuando Gilberto registró 888 mb.

Sin embargo, no es la primera vez que algo así ocurre: En 1995 Opal aumentó de categoría 1 a 4 en un día, y en 1995 Bret de tormenta a huracán categoría 4 en tres días.

Pronosticar cuánto se intensificará un huracán y en cuánto tiempo es por ahora tarea imposible, por la infinita cantidad de factores que interactúan en él: la temperatura del océano, la humedad y las corrientes de aire, por mencionar sólo algunas.